<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1527585360656633&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

3 combinaciones de traje que no usas y quizá deberías considerar

Morera Grosso

El propósito de vestir radica en acentuar tu personalidad, siempre de la mano del buen gusto. Las texturas y colores son el marco perfecto que te permiten combinar hasta conseguir el look ideal.

A veces podemos estancarnos con un estilo cíclico sin darnos cuenta, el truco está en buscar el contraste y estar a la vanguardia.

Para ello, a continuación te presentamos tres combinaciones que probablemente no usas y quizá deberías considerar.

  1. Camisas rosa palo.

Un clásico se vuelve clásico al no pasar de moda. La camisa blanca siempre será una apuesta segura que no debería de faltar nunca en tu closet por la versatilidad que te permite. Sin embargo, hay veces que es necesario dar un paso adelante y abrir la puerta a las nuevas tendencias.

Te presentamos el “boom” de las camisas rosa palo. Trata de buscar aquellas que no son de un tono demasiado profundo ni pigmentación excesiva, la idea es poner un toque de color y mover un poco la rutina. Combina perfecto con traje azul marino o gris, puedes complementar con corbatas del mismo color del traje pero en tonos más profundos. Este twist te permitirá destacar sin perder la elegancia que te categoriza.

Es especialmente importante que la camisa sea hecha a la medida, pues por el tono y diferenciación, cualquier desperfecto puede ser sumamente evidente.

Sin título-1.png

  1. Trajes cafés.

Todos sabemos que con un traje azul marino no puedes fallar ni con el clásico negro y el modesto gris oxford. Siendo un hombre de estatus no es posible vestir un traje morado, pero la paleta de colores tiene otras opciones muy interesantes, no te quedes atrapado en preconcepciones, los trajes cafés llegaron para quedarse.

Desde tonos saturados hasta tonos claros, que son perfectos para eventos durante el día, los trajes cafés pueden ser una apuesta refrescante.

Se enmarcan perfecto con camisa blanca y te permiten varias tonalidades de corbata como verdes olivos, vinos o navy blue.

Siempre considera que debes de ir seleccionando tu outfit de la pieza más grande a la más pequeña. Teniendo en cuenta el tono y corte del traje, los siguientes pasos deben de ser consecuentes.

La tela del traje, debe de ser de la mejor calidad y confeccionada por expertos.

  1. El retorno del chaleco. 

El traje de tres piezas tuvo su auge en los 70s. En el siglo XXI se reconfigura como una propuesta de elegancia y estilo.

Después de varias reuniones, el saco puede ser una carga adicional. Un saco desabotonado puede dar un aspecto desalineado, con el chaleco no tendrás que preocuparte.

El traje de tres piezas te da una capa extra de confianza, olvida estar revisando la camisa o corrigiendo la corbata.

Existen varias cosas a considerar cuando uses un chaleco, pero la más importante sin duda es que éste debe de haber sido confeccionado a la medida.

La confianza que te da un chaleco puede ser completamente disuelta por una pieza con mal fitting y podría eliminar por completo el propósito de estilo y practicidad que necesitas para tu agitada agenda.

Existen varios tipos de chaleco, pero el que te recomendamos por la formalidad exquisita es el chaleco de solapas. De corte clásico y old school, es el que luce más con y sin saco. Será tu aliado para mantener la corbata en su lugar.

Cuando consideres un traje de tres piezas, asegúrate de que la camisa se vea aún cuando abotones el saco.

Prueba estas combinaciones que reflejan las últimas tendencias. En Morera Grosso nos encargamos de configurar y adaptar la moda a tu estilo, mediante los cánones más altos de perfección y calidad.

 

complexión para traje a la medida