<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1527585360656633&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

3 consejos para vestirte mejor en eventos de etiqueta rigurosa.

Morera Grosso

La ropa que vestimos hace una declaración de nosotros mismos y por ello existe una adicción a la búsqueda compleja y fascinante de la elegancia personal. 

Es importante cuidar de nuestra apariencia en el día a día y más aún en eventos que suben el listón de la etiqueta.

SMOKINGMG.png

La clave del buen vestir recae en siempre estar de acuerdo a la ocasión. Comúnmente la etiqueta rigurosa es para eventos de noche. Por lo que el código de vestimenta usual es el traje negro o el esmoquin. Sin embargo no todo es tan simple, la búsqueda del estilo personal y la elegancia clásica no consiste en atenerse a lo básico, sino en poner atención en el detalle.

A continuación te presentamos los tres consejos para vestirte mejor en eventos de etiqueta rigurosa.

  1. Expresión. Aunque existen ciertas reglas que no podemos romper en un evento de etiqueta rigurosa, el primer consejo se basa en la expresión de tu estilo personal. Existen maneras de sobresalir de entre todos los invitados, que por el código de vestimenta podría parecer que van uniformados.

El esmoquin debe siempre de ser portado con la corbata de moño y no es necesario casarse con el concepto del esmoquin negro, existen tejidos oscuros como azules profundos o incluso sacos en colores vinos terrosos con solapas negras y pantalones negros que pueden estar a la altura de la ocasión pero con un estilo más personalizado y distinguido. También es posible llevar un traje negro a este tipo de eventos con una corbata negra. Cuidando siempre que la caída de la corbata no sobrepase la pretina.

Otro detalle que puede hacer la distinción de nuestro traje es un pañuelo en el bolsillo del saco, esta es probablemente la manera más rápida y sencilla de subir el nivel del look. Siempre usa pañuelos de telas delicadas y sutiles, no querrás obtener el efecto contrario.

  1. Precisión. La clave es vestir de acuerdo a lo que marca la invitación y para eventos de etiqueta rigurosa siempre será necesario vestir un esmoquin o traje oscuro. La precisión en el corte de ambos es esencial.

El fit perfecto hace toda la diferencia. Los bolsillos del saco no deben tener solapas sobre ellos. El saco no debe tener puños y el corte alrededor de los hombros debe de ser ajustado pero que permita el movimiento natural.

El saco debe de abrazar y trazar la curvatura natural de los pliegues alrededor del torso evitando a toda costa que la tela marque una equis al momento de abrochar los botones.

El ajuste con las medidas perfectas es indispensable.

  1. Elegancia. La elegancia será culminada con tres puntos importantes a lo largo de la vestimenta. La camisa, las mancuernas y los zapatos.

La camisa debe siempre ir de acuerdo al traje o esmoquin. Para eventos de etiqueta rigurosa lo más apropiado es vestir camisa blanca y permitir que el traje sea el protagonista. La claridad y simplicidad de una camisa blanca permitirá unificar todo el conjunto.

Las mancuernillas son otra oportunidad para destacar la elegancia. Debido a la sobriedad y el estilo clásico de la ocasión, las mancuernillas son la oportunidad perfecta para dar un toque y contraste de color y brillo.

Un par de zapatos dicen mucho sobre el hombre que los usa. Zapatos negros impolutos, no existe otra opción.

En Morera Grosso expresamos con precisión la elegancia que debes de portar en todo evento de etiqueta rigurosa. Ponte en mano de los expertos para estas ocasiones especiales. 

complexión para traje a la medida