<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1527585360656633&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Exclusividad para caballeros, la historia de los "Gentleman's Club"

Morera Grosso

Captura-de-pantalla-2015-10-28-a-las-17.05.23-mh9igggjijkqt7a0p10n9pwtpo7yha5fa2rh7l1p6g.png

El concepto de Gentlemen’s Club se creó en Londres en el Siglo XVIII en la zona de St. James y es ahí donde todavía permanecen los Clubs más elitistas del mundo. Si bien se fundaron en el Siglo XVIII, reemplazando a los antiguos Cafés, no fue sino hasta finales del Siglo XIX cuando éstos alcanzaron su máximo esplendor.

Captura-de-pantalla-2015-10-28-a-las-14.47.27-1.pngEn cada uno de estos Clubs había diferentes inquietudes y temas de conversación. Por ejemplo, en el Club Garrick se daban cita escritores, actores y jueces; el Beefsteak era donde se reunían los intelectuales de la época; y el Athenaem era el lugar de encuentro del Clero, académicos e intelectuales de la talla de Dickens, Cecil Rhodes, Churchill y Sir Walter Scott.

Algunas de las actividades que siguen existiendo en los tradicionales Clubs Ingleses, es el disfrutar de una agradable cena con los amigos, acudir a la “smoking room”, jugar billar o simplemente charlar. Todo ello en un ambiente elegante, intelectual y exclusivo donde si bien ya no es obligatorio acudir con chistera, sigue siendo obligatorio el uso del traje.

 

reform_dining_room.jpgLos tres Clubs más antiguos y aristócratas fueron el White’s, el Boodle’s, y el Brook’s los cuales hoy siguen existiendo y donde ser miembro es un privilegio reservado sólo para unos pocos y un sueño para muchos de los hombres más ricos del planeta, los cuales ven que sus inmensas fortunas no les proporcionan el estatus necesario para pasar a formar parte de las listas de miembros más exclusivas de la alta sociedad.

Formar parte de estos prestigiosos Clubs es tarea prácticamente imposible, pues para ser candidato a pertenecer, primero debes ser propuesto por algún miembro del Club. Otro dato característico de estos Clubs Ingleses es que históricamente las mujeres no tenían permitida la entrada, sin embargo, estas tradiciones se están flexibilizando y ya se les permite acceder a ellos pero por una puerta diferente y siempre como invitadas, ya que el estatus de miembro sigue reservado en exclusiva para el sexo masculino.

En la ciudad de México, dentro de la Torre Mayor, se encuentra el Club Piso 51, conformado por aproximadamente 950 distinguidos miembros. Es un espacio diseñado por el arquitecto Francisco Hanhausen donde el lujo se mezcla con la comodidad. Cuenta con un bar, lounge, restaurante, auditorio, biblioteca, dos terrazas, gimnasio, camas de bronceado, vapor, jacuzzi y spa. Algunas de sus actividades son catas de vino y foros de debate. La membresía, como en los Clubs más exclusivos, está sujeta a la recomendación de un miembro y a la aprobación del comité del club.

Si bien la mayoría estos Clubs nacieron en Londres, hoy en día muchas ciudades cuentan con Clubs similares, como el Somerset de Boston, fundado en 1826 o los Jockey Club repartidos por Latinoamérica. Aunque estos Clubs parezcan algo de otro tiempo, hoy estamos viviendo el resurgir de “clubland” al ser las generaciones de las élites sociales quienes más interés tienen formar parte de sus filas. Esto porque son espacios donde sus miembros se encuentran más cómodos al disfrutar de su tiempo y espacio con aquellas personas que crecieron a su lado, fueron a su mismo colegio y por tanto hablan su misma lengua y comparten la misma cultura.

complexión para traje a la medida